Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

lunes, diciembre 21, 2009

Acantilados de papel 266: El monte Origo


FICHA:
EL MONTE ORIGO

de José Antonio Carbonell Pla
Edita: Letra Roja Publisher
Orlando, Florida, septiembre de 2009
Género: Novela
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-0-9785841-6-0
318 páginas. 16,95 dólares USA.
Página del autor.
Página del libro.
Ilustración portada: Juan R. Martos


COMENTARIO.
Le comenté al autor que su libro me había recordado a El viaje de Teo, de Catherine Clément, aquel libro de la gran pregunta: ¿cómo se demuestra que Dios existe? Y, si no existe como pretenden algunos, ¿cómo logran, entonces, creer en Dios tantos millones de personas en todo el mundo? ¡Alguna razón habrá!, frase que cojo prestada de la contraportada del citado libro, que terminé de leer el 22 de diciembre de 2000, un año en el que parecía que todo se iba a acabar.

José Antonio, con quien he compartido edificio de oficinas durante unos tres años, sitúa el inicio de su libro en un pueblecito montañoso, Torcegada, que creo debe estar al norte de España, en el año 1962, si las cuentas no me fallan, un lugar rural, duro de vivir y de ganarse la vida, pero donde también sus habitantes, muchos de ellos hombres explotados y humillados por una larga vida de servicios a otros, que ya no creían en nadie ni en nada (Pág. 32), tienen la misma ceguera que la torre de su iglesia, y eso deparará los acontecimientos que nos irá contando a lo largo de la novela.

¿Qué nos presenta el autor? Ya nos lo dice en el preámbulo. “muchos sueñan con que algún día, en alguna aldea del mundo, nazca un ser especial, dotado de la capacidad de sobreponerse a la intrínseca maldad humana, y para quien la tolerancia, el desapego y el retorno a la naturaleza sean los únicos mandamientos”, y nos dice que la encarnación de ese sueño es Ángel, hermano de Teo, ¿qué os parece la mágica coincidencia del nombre? (Por cierto, José Antonio me comentó que no conocía la novela de Clément, un motivo más para soñar). Él sufrirá desde su infancia la crueldad de los niños, que a veces es superior a su inocencia y, ante su probada nobleza, la reacción de la mayoría de sus compañeros de clase era la burla y el desprecio (Pág. 45), y esta situación, iniciará a Ángel en el camino inexorable de la terrible soledad que acaba siempre por anegar la vida de los hombres buenos (Pág. 77).

Ese es el constante de la novela, creceremos con el personaje, y el autor nos irá presentando acontecimientos clave en la historia del mundo y de España: la llegada del hombre a la Luna, la muerte de Francisco Franco, el temor posterior a un mundo que se desmoronaba, y siempre presente lo traicionera que es la naturaleza humana y la maldad que anida en el corazón de los hombres (Pág. 95), en contraste con la bondad de Ángel, capaz de renunciar a todo, incluso a la joven que ama por que piensa que con el hijo de una potentada familia local tendrá más oportunidades en la vida que con él.

Ángel se refugia en la lectura, en la gran biblioteca del párroco del pueblo, un hombre que adquiere paulatina influencia en la historia, pero nuestro protagonista se percata de que cuanto más aprendía, más preguntas surgían en su corazón; incluso hay momentos en que tiene una idea despreciativa hacia los cristianos “la vida religiosa desde el ángulo de los cristianos, se reducía a una simple lucha contra uno mismo y contra el pecado para alcanzar egoístamente la salvación individual” (Pág 102), que irá cambiando a medida que crezca en edad y en conocimiento.

Pero será su contacto y amistad con el anacoreta Gaspar, lo que le trocará la vida realmente, más que todo lo vivido anteriormente, pues él le da a conocer un mundo donde no es feliz quien posee muchas cosas, sino quien menos necesita (Pág. 135), hasta convertirse en su discípulo, para ir desprendiéndose de lo superfluo para ser más rico en conocimiento y en verdadera sabiduría (Pág 139).
No todo el camino va a ser de rosas, porque como descubrirá Ángel Gascón, la bondad cansa, y será el mensaje de San Felipe Neri, “sed buenos... si podéis”, lo que le terminará de enseñar el camino hacia un destino y un futuro ni imaginado y que creo no debo descubrir a los posibles lectores de esta novela que nos pondrá en contacto con la ley natural, con la Madre Tierra, en unos momentos en el que el futuro de la Humanidad está en peligro por el cambio climático (la novela nada tiene que ver con ello, pero sí ese mensaje que os comento), y donde posiblemente debamos preguntarnos y entender por qué y para qué alguien nos puso en este mundo (Pág. 265).


EL AUTOR.
José Antonio Carbonell Pla (Murcia, España, 1959).
Novelista, cuentista y corrector de textos, compagina su labor literaria con su profesión deempleado público. Cursó estudios de Filología Hispánica. Estudioso de los clásicos griegos y latinos, así como del Siglo de Oro español.

Es coautor de las obras didácticas Quiero ser poeta (primer premio al Mejor Libro Educativo para Niños en los International Latino Book Awards 2009) y Escribamos cuentos, ambas publicadas por LetraRoja Publisher en la colección Oruga.

Su relato Tengo un cuento sobre mi mesa fue publicado en la antología Tarta de Manzana y otros relatos (Bohodón Ediciones, Madrid, 2009).

En septiembre de 2009 se publicó su novela El monte Origo (LetraRoja Publisher, Orlando, FL, EEUU).

Miembro fundador del grupo de autores iberoamericanos Camagua y colaborador de la revista literaria del mismo nombre.

Como corrector de textos ha trabajado, entre otras, con obras de Cecilia Eudave (México).

5 comentarios:

chente dijo...

Tuve la suerte de leer El Monte Origo, y me encantó, posee una prosa sencilla, pero bella, que atrapa e invita a continuar leyendo hasta el final. El personaje es un niño y luego, un hombre que conserva la pureza de su alma y es dueño de una filosofía de vida, que ya quisiéramos tener muchos, para que el mundo fuera mejor. Felicito al autor y ojalá que pronto nos entregue otra obra de igual valor. Desde Guatemala, Vicente Vásquez.

Antonia Moreno-Arcoiris dijo...

Hola compis, voy siguiendo las andanzas de "mi amigo Angel" monte arriba. Este resumen que acabo de leer es exquisito, y aunque ya me sé casi de memoria el libro "el Monte Origo" me dan ganas de volver a leerlo, esta vez empezando por el final. (Es una de mis manías jeje)
Y puesss referente al autor, tambien está casi todo dicho, por lo que solamente le dedico un par de versos, y todo mi cariño. Saludos a quien tenga la simpatía de leerme. y "feliz navidad";)

Sin MASCARA

Gritando en el papel las injusticias
ligero de palabra y equipaje
sobrado en argumentos y razones
nos hace compañeros de su viaje.

Prudente observador tras la cortina,
con tesón y ternura consejero.
Conocedor y artista del lenguaje,
amigo, confidente y compañero.

Jose Antonio, Murciano bien nacido.
Yo doy fé que en el mundo literario
serás entre los grandes conocido.

A M E N
Arcoiris

Món dijo...

Lo mejor que puedo decir de "El monte Origo" es que apenas acabé de leerlo lo coloqué sobre la mesa de noche de mi esposa.

Esta novela puede colocarse en la categoría de aquellas que pueden leerse "de una sentada", no por que sea corta (que no lo es) sino por lo fácil que resulta leerla (aunque, sobre todo en los primeros capítulos, utiliza una prosa algo decimononica y reiterativa) y por lo atrayente del desarrollo de su argumento.

Tal vez lo que más me gusta de este libro es el amor que el autor muestra por su personaje... un amor que intuyo es el que tiene José Antonio Carbonell por toda la humanidad y lo bueno que hay en ella.

Un libro más que recomendable, sobre todo para estas fechas.

Antonio Verdú Asís dijo...

Hola Francisco Javier, te deseo que pases una muy ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! en compañía de tus seres queridos y que en el año ¡¡¡NUEVO!!! se cumplan todas tus ilusiones y que te toque la lotería.
Un abrazo muy fuerte.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Antonio, gracias.
Te deseo también lo mejor, pero la lotería a mí no me va a tocar.
Creo que nunca, pues no juego.

Saludos y felicidad para todos.