Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

sábado, diciembre 19, 2009

La Navidad al son de pandereta, en Jumilla


El Gremio Regional de Artesanías Varias inauguró el pasado jueves , en la sala de exposiciones Caja Mediterráneo, de Jumilla la exposición itinerante "La Navidad al son de la pandereta" en colaboración con la Asociación de Belenistas, de Jumilla, "San Francisco de Asís", con la intención de darle a estos instrumentos musicales un carácter más artístico, motivo por el cual han sido decorados con diferentes técnicas artesanas, para que este instrumento al igual que el abanico, sea también considerado como una obra de arte más y que no se guarde, se exponga todo el año como se instrumento se merece.

La muestra tendrá carácter itinerante, en la que participan más de medio centenar de artesanos pertenecientes al Gremio Regional de Artesanías Varias, decorando estas panderetas, bajo el título tan sugestivo como "La Navidad al son de la pandereta".


Los orígenes de la pandereta son remotos y parece haberse encontrado en diversos lugares del mundo desde la antigüedad. Los egipcios la usaron en ceremonias fúnebres y los israelitas en ocasiones festivas, popularizándose en toda Europa durante la Edad Media. Aunque generalmente se le asoció a los juglares, también formó parte de los conjuntos instrumentales de la corte. Los compositores Gluck y Mozart escribieron para este instrumento, y a comienzos del S. XIX se estableció dentro de la orquesta como un elemento necesario. La pandereta es un pequeño instrumento constituido por una sola membrana o parche, tensada sobre un aro de madera o metal, de escasa altura y con hendiduras en las que se insertan cascabeles y más popularmente pequeños crótalos realizados su mayoría de hojalata a modo de sonajas. No posee caja de resonancia, por lo que es poco sonora. Suelen utilizarse diferentes técnicas a la hora de tocar este instrumento: golpeando el parche con la palma de la mano, frotar el parche con los dedos, frotar el parche sin interrupción con la yema del pulgar, golpear la pandereta con el puño, agitar el instrumento sin golpearlo, o haciendo un trino metálico con los crótalos.


En España, estos instrumentos de percusión ha sido utilizado muy popularmente e incluso es utilizado mayoritariamente durante la Navidad, decir pandereta es hablar ya de que la pascua lo tenemos muy cerca, y es raro que en un hogar no se saque la vieja pandereta del abuelo por estas fechas para acompañar con otros instrumentos rudimentario, como la botella de anís, el mortero de cobre o la zambomba para conmemorar durante estas fechas la venida de Dios al mundo, una vez pasada la Pascua otra vez se vuelve a guardar en el armario de los trastos y hasta el próximo año.

En las imágenes, de arriba a abajo, obras de Ana García, Juan José Cárceles y María de la O Guillén.

No hay comentarios: