Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

viernes, diciembre 02, 2011

Acantilados de papel, 384: El heredero del Clan


FICHA:
EL HEREDERO DEL CLAN
de Montse de Paz Toldrá
Edita: Espasa Libros
Madrid, 2011
Género: Narrativa
ISBN: 978-84-670-3641-1
Encuadernación: Rústica
573 páginas.
Página de la autora.
Página del libro.
Ilustración de portada y mapa: Calderón Studio.


COMENTARIO de Francisco Javier Illán Vivas

Hace muchos, muchos años que tuve el sorprendente placer de conocer a Montse y de leer un primer borrador de aventuras que corrían por parajes semejantes a los que nos deleita en la presente novela. Nuestros ordenadores, como cóncavas naves surcando los procelosos y enigmáticos océanos del Internet, nos llevaron a un puerto común, y desde entonces he sido casi un escriba de sus éxitos literarios, de su inconfundible estela de éxito hasta llevarla al Premio Minotauro, pero, más aún que eso, he tenido el honor de ser uno de los receptores de sus novelas, de sus cuentos, de sus relatos, de sus aventuras literarias en revistas...

Tal vez por ello, cuando conocí a Harald, Randver y Egill- personajes principales de la novela que nos ocupa- supe que estaba ante una cultura conocida. Incluso la anciana y enigmática Birna me pareció una vieja amiga, aunque tal vez nunca antes la hubiese visto. Todos viven en Sunnskate, o en sus alrededores, pueblo de diferentes clanes, gobernado por Jorund, quien no puede evitar que aquellos conspiren para quitarle el poder, algo, por cierto, nada nuevo bajo el sol.

Harald, Randver y Egill son tres jóvenes llenos de sueños y de vida, pero su propia procedencia, a pesar de su gran amistad, hace que sus ilusiones sean diferentes. Randver aspira a ser el jefe de Sunnskate tras quien sustituya a Jorund, y su ambición parece desmedida. Egill sueña con encontrar nuevas posibilidades al otro lado del mar, y Harald parece, en principio, conformarse con ser el hombre de un clan donde sólo hay mujeres: su madre y sus hermanas... y poder formar un hogar cálido y amplio, restaurando su clan, junto a Inge, algo hasta cierto punto imposible por la enemistad de sus respectivas familias.

Sunnskate, está anclada en ancestrales tradiciones, y una de ellas fijaba que las astas de un ciervo macho eran un presente reservado para los jefes del pueblo. Por ello, la decisión que los tres jóvenes tomaron en aquella temprana cacería marcaría sus vidas futuras, aunque ellos, y sobre todo Harald, en aquel momento ni lo sospechaba.

Pocos días después, cuando el viento barría la cima sobre la boca del fiordo, los tres amigos tomaron otra decisión que marcaría definitivamente sus vidas: Randver les sacó la promesa de que le apoyarían para ser el el jefe de Sunnskate tras el que sucediera a Jorund.

Montse de Paz nos sorprenderá con una aventura que nos llevará, a lo largo de quinientas páginas, hacia mundos vírgenes, hacia paisajes interminables, donde la amistad, el amor, el odio, las envidias, la codicia, la traición, pero también la honestidad y la nobleza nos traerán ecos de las antiguas leyendas que aún viven entre las piedras y entre los árboles escandinavos.

Cuando hace un par de semanas cerré el libro no pude evitar sentir añoranza y, eso, para quien ya empieza a sentir que ha leído demasiado, es para agradecerle a la autora que le haya liberado del monetarista mundo real que nos está tocando vivir. Necesitamos héroes como los creados por Montse de Paz- que seguro tienen mucho de ella- capaces de desear algo y llegar a hacerlo realidad.

No hay comentarios: