Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

sábado, diciembre 20, 2008

Diez libros que son Doce


Durante el 2008, Acantilados de Papel, la sección literaria de vegamediapress.com, ha superado las doscientas semanas, presentándonos a la práctica totalidad de escritores y escritoras de la Vega Media del Segura. Pero también a muchos de Murcia, de San Javier, de Águilas, de Mazarrón, de Cieza, de Yecla, de Alhama de Murcia, de Moratalla, de Lorca... y a muchos de España e Hispanoamércia, pues sin renunciar a tener como objetivo principal dar a conocer la literatura cercana, esa que casi nunca encuentra sitio en otros medios de prensa regional.

Para el número impreso especial de navidad se nos propuso recomendar diez libros, de diferentes categorías, de entre los comentados durante el año 2008.

Una solicitud que también recibí por parte de Anika Lillo para su sitio, Anika entre libros.

Aquí tenéis la recomendación de Diez libros, que son doce.

La clasificación es lo más próxima al contenido del libro:


Infantil: Vábienlor, las últimas palabras, de Javier Vidal Quadras.
Un libro donde la recomendación del autor gira en torno a todo el texto: para que los niños nos abran su intimidad hay que hacerles partícipes de la nuestra. Una bellísima historia, bien narrada y vibrante, con momentos culminantes como la lucha en el icosaedro de Eghon, o cuando es colmado el Pozo de la Descomposición.

Juvenil: El rey de las Esfinges, de Francisco Javier Illán Vivas.
En un mundo que nunca existió, se recrean los mitos clásicos, pero también aquellas nuevos que nos descubrieron Tolkien y Howard, donde los hombres son atractivos y heroicos, y las mujeres increíblemente hermosas, densas selvas, inmensas montañas y mares transparentes, las ciudades brillan con un esplendor bárbaro, las gestas gloriosas son posibles y la aventura forma parte de la vida cotidiana.

Novela: El caso de la viuda negra, de Jerónimo Tristante
Víctor Ros está llamado a convertirse en nuestro Holmes y don Alfredo en su particular doctor Watson; o, para poner un ejemplo más de moda ahora mismo, en el doctor House y su equipo, pues el detective razona mejor cuando alguien le escucha, cuando tiene al lado a quien practique una escucha activa.

Prosa poética: Baile de dríadas, de José María Fernández-Luna
Esta novela es un largo poema, un épico poema donde el autor se nos revela incluso como un pintor, que derrama todo el cariño sobre su obra, escrita en primera persona y que conoce momentos de muy bella poesía, pues el poeta que se esconde en la punta de la pluma del escritor.

Cuentos: El lenguaje mudo de los peces, de Lola López Mondéjar
La autora se nos revela como una minuciosa relojera, que ajusta las letras como una artesana, como una orfebre de las palabras, presentándonos a personajes que viven en un mundo imaginario tan parecido al nuestro que volvemos a observar esa peculiaridad de la obra de Lola López Mondéjar, mezclando la realidad y la literatura en la especial intimidad de la mujer, presente en casi todos los relatos.

Humor: Pido la palabra, de Álvaro Peña
Álvaro Peña no es sólo un gran dibujante, sino un certero crítico de la actualidad política y social. En sus viñetas acierta de pleno en su análisis de los temas que son motivo de debate entre los ciudadanos. Pero además nos regala un humor inteligente y, por tanto, una sonrisa, en esta sociedad crispada y tan necesitada de buenos momentos.


Poesía: Alimentos de la tierra, de Pascual García.
Uno de los poemarios más contundentes y profundos que se han asomado a la sección, un poemario que huele a leña para el fuego, a manos sucias que traen esa leña y la encienden, que te hace tiritar con el frío de noviembre, con las tardes oscuras de diciembre, pero también huele a luna de enero, a frío, a nieve, y a mucho hulo de leña nacida de la tierra.

Historia: La verdadera historia de la orden del Templo de Jerusalen, de Antonio Galera Gracia.
Un libro que tiene por subtítulo “a la luz de la documentación histórica”, donde el autor murciano nos presenta una obra imprescindible para todo lector que desee tener una información sólida, rigurosa e histórica sobre los Caballeros Templarios.


Ensayo: Necesidad del mito, de Luis Alberto de Cuenca.
Construir mitos es una necesidad del hombre; si los mitos se forman a partir de la muerte, ellos no mueren nunca, o el mito nunca es un relato “psicológico”, el mito es la Palabra y el Ejemplo, son algunas de las ideas de este ensayo imprescindible para comprender nuestra adicción a los mitos, ya sean musicales, cinematográficos, deportivos, políticos o de cualquier índole.

Etnográfica: Fonética de vocablos y expresiones del antiguo lenguaje huertano, de Pedro Aguilar Gil.
Una obra imprescindible en cualquier biblioteca familiar, para conocer nuestra historia, nuestra forma de ver la vida desde los tiempos en que ya no es posible recordarla.

Antología general: El tiempo no tiene corazón, de VV.AA.
Después de treinta años publicando recopilaciones de poesía, ensayo, cuento, relato, el libro anual de la Asociación La sierte y el laúd es una obra de culto. En el presente número esta una representación distinguida de la cultura literaria española.

Antología personal: Antología poética, de Salvador Sandoval López.
Más allá de los consabidos Ángel González, Gamoneda, García Montero, existe una pléyade de poetas poco conocidos, aunque no por eso menos interesantes. En este libro encontramos la obra completa de una de las plumas más interesantes que conozco, heredero de la poesía y la poética machadista.




No hay comentarios: