Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

sábado, diciembre 11, 2010

Acantilados de papel, 327 : Cuentos populares, serie Per-Versiones


FICHA:
CUENTOS POPULARES (PER) VERSIONES
de Jorge Asteguieta Reguero, Moisés Cabello, Ignacio Cid Hermoso, Susana Eevee, Aintzane Egiluz Romero, Héctor Gómez Herrero, Alejando Guardiola, Eugini Guillem Darné, Julio Igualador, Antonio J. Llatas López, Laura López Alfranca, Sergio Macías García, Mario Manzano Vázquez, Josep Martín Brown, Ricardo Montesinos, Ana Morán, Diana Muñiz, Manuel Osuna, Juan Carlos Pereletegui, José María Pérez Hernández, Virginia Pérez de la Puente, David Prieto, Laura Quijano Vincenzi, Leonardo Ropero, Juan José Tena y Alex V. Vegas.
Edita: Los autores
Sevilla, julio de 2010
Género: Cuento
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-614-2220-3
238 páginas.
Página del libro.
Ilustración cubierta: Jonathan Cheuken
Prólogo de: José Antonio Cotrina


COMENTARIO de Francisco Javier Illán Vivas.
Había terminado mi compromiso con el jurado del concurso de relatos de la revista Prosofagia, del foro Prosófagos, cuando me quedé en silencio un tiempo. Vino a mi memoria el tiempo que hacía, antes de esto, que no leía cuentos y, como si me llamase desde el estante de la biblioteca, aquel lomo verde de letras más o menos chillonas- por lo verde- reparó mi atención.

Hacía un par de meses que mi buen amigo Alex Guardiola me había hecho llegar un ejemplar de la serie Per-versiones, que él y varios amigos y amigas del foro Sedice habían emprendido para recontar, relatar nuevamente, contar de otra forma, los cuentos populares.

El relato tiene ese carisma, que te invita a leerlo y casi no te permite descanso, pues cuando tus ojos se acostumbran a pasar un par de páginas, estás en el final y casi, sin aliento, te introduces en otra aventura, en otro mundo, en otra forma de ver una historia, aunque sea conocida, aunque la hayas escuchado miles de veces desde la niñez.

El cuento, el relato, si además estamos ante un caso como el actual, donde no sólo se intercalan las historias, sino que cada una está contada por un autor o autora diferente, es todo un placer para la vista y para los sentidos, incluso, ¿por qué no?, para los recuerdos, las ensoñaciones y las soñaciones, los sueños que nos han acompañado desde la niñez, y desde la niñez de nuestros padres, y de los padres de nuestros padres, ahora que las autoridades políticamente correctas están haciendo todo lo posible por que perdamos nuestra identidad cultural, nuestra memoria, el recuerdo de quienes nos precedieron y nos han permitido vivir como vivimos.

Cierto es que alguno de estos cuentos, los menos, chirrían un poco, pero nada hay perfecto, por que entonces viviríamos en el Paraíso, y, posiblemente ni en este, como ocurría con el País de las Maravillas, nos libraríamos de encontrar alguna distorsión.

Un placer. Gracias, Alex.

1 comentario:

Alex dijo...

A ti por tomarte el tiempo para leerlo y comentarlo.
Un saludo.