Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

viernes, marzo 23, 2012

Acantilados de papel, 400: Los meses cuentan

FICHA:
LOS MESES CUENTAN
de Maribel Romero Soler
Edita: Visión Libros
Sevilla, 2011
Género: Relato
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-9008-011-5
175 páginas.
Página de la autora.
Prólogo de José Antonio López Rastoll.

COMENTARIO de Francisco Javier Illán Vivas.
Doce meses deben bastar para conocer a una escritora, supongo que nadie lo duda. Doce relatos son suficientes para certificar que estamos ante una narradora a la que nos encontraremos muy a menudo en las citas literarias del futuro.
Cuando mi amiga Maribel Romero Soler me envió el ejemplar de este libro, lo hizo con una dedicatoria que me obligaba a leerlo, “con mi cariño y agradecimiento”, y el temor de que cuanto encontrase dentro no satisficiera mis gustos literarios y, como otros libros, me viese en la necesidad dejarlo sobre la mesa en el sueño de los justos.
Auden nos recuerda que “reseñar libros malos no es sólo una pérdida de tiempo, sino también un peligro para el carácter”, y ese es mi temor cuando recibo un libro de un amigo o amiga. Afortunadamente, no es el caso, ni mucho menos. Leí el primer relato y me dije que estaba ante un libro que se merecía leer con detenimiento, porque en él iba a encontrar muchas cosas buenas y mucho gusto por lo bien escrito de su autora.
Doce relatos, dice la contraportada, para adultos. Siempre he pensado que los relatos son para adultos, aunque alguno parezca que se han hecho para la infancia. En ese aspecto, siempre seré un niño (no sé si friki, como mi buen amigo Luis Alberto de Cuenca), pero me encanta- en el sentido que a la palabra le suele dar Eduardo Segura, estar en una canción- que me cuenten cuentos.
Y aquí el lector vivirá las vicisitudes de alguien que jamás fue libre, y que está convencido de que es el precio que debe pagar por pertenecer a una familia de corazones viajeros; el reencuentro de dos hermanos gemelos con dos preguntas que jamás antes se atrevieron a formularse, aunque debamos esperar para conocer si tendrán respuesta; el drama que debe vivir quien deja a su mujer por su mejor amigo, y eso que dicen que una mujer despechada se vuelve peligrosa; o el increíble negocio de la “cesión de vida”, que temo por los ciudadanos y ciudadanas cuando el gobierno de turno conozca sus especificaciones- y le aplique el IVA máximo- y que tanto se parece a lo que vivimos cada día, cuando... pero no os lo voy a contar, no.

Maribel también nos contará un cuento donde el consejo es claro: sigue el dictado tu corazón, en el que el lector avezado encontrará muchos y bellos detalles poéticos; o el misterio de la desaparición del Euromed Alicante-Barcelona, con el amor florececiendo al final; el amor, siempre el amor, esa muestra sublime de amor que es hacer desaparecer para siempre a la persona que amas con toda tu alma... en fin, como veis, para todos los gustos, que no se trata de contar todos y cada uno de los cuentos, y eso que el de agosto me ha parecido uno de los más misteriosos, más macabros y con un final imprevisible ante las señales que nos iba dejando la autora: el enorme saco ocupando casi todo el maletero, la bolsa, el jersey de su hijo mayor que asomaba, la patada que casi le provoca una erección... os lo recomiendo.
Como dice Maribel en uno de los relatos: la vida está diseñada como un rompecabezas al que le falta una pieza, y nuestra misión en este mundo es precisamente encontrarla. Aquí encontraréis doce piezas, seguro que alguna encaja en vuestras vidas.

PD: Los meses cuentan ha sido un buen libro para celebrar los 400 números de Acantilados de Papel.

3 comentarios:

Maribel dijo...

Muchas gracias, Paco, por esta reseña tan generosa y tan emotiva.
Te estoy muy agradecida.

Un abrazo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Sólo he puesto lo que he sentido.

Antevasin dijo...

Tal como lo presentas lo compro y leo hoy mismo.
Enhorabuena.