Si algún artículo te gusta, no dudes en pinchar sobre +1

sábado, octubre 02, 2010

Acantilados de papel 316: Morbo gótico


FICHA:
MORBO GÓTICO
de Ana Ballabriga y David Zaplana
Edita: Alfaqueque Ediciones
Cieza, mayo de 2010
Género: Narrativa
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-937420-58
346 páginas. 21 euros
Página de los autores.
Página del libro.



COMENTARIO de Francisco Javier Illán Vivas.
Morbo gótico es una novela que incluye muchos mundos: el mundo de Nicolasa se nos va apareciendo entre las pesadillas de la psicóloga, que escapó de Madrid a Lisboa en un vano intento de dejarlas atrás; el mundo de Amalia, dual, masculino y femenino, posesivo, que nos sorprenderá con cada nuevo vislumbre que los autores- también dos- nos van desgranando conforme avanzamos en la narración.

Morbo gótico es una novela de misterio, como el que envuelve al asesino en serie que va dejando cadáveres- y señales- por las calles de Lisboa, ciudad en la que nos sentiremos casi como en casa, pues David Zaplana y Ana Ballabriga, o Ana Ballabriga y David Zaplana, nos la van descubriendo con la magia y el misterio que también encierran las calles empinadas de la capital portuguesa.

Nicolasa Araujo es una psicóloga que trabaja en una prestigiosa firma de terapeutas lisboetas, pero siente que algo le falta, siempre está comparándose con su padre, Nicolás Araujo, y eso le impide disfrutar lo que tiene en ese momento, además de las insufribles pesadillas nocturnas. Tampoco su relación matrimonial pasa por el mejor momento pues, mientras su marido- Nuno Gomes Da Costa-, policía lisboeta, le gusta disfrutar lo que tiene en cada momento, sin aspirar a más, aunque deseando tener hijos, ella le reprocha que no tenga esas aspiraciones para ascender a inspector y no quiere quedarse embarazada, pues perjudicaría su propia carrera profesional.

En ese momento de sus vidas, comienzan a aparecer cadáveres de mujeres salvajemente asesinadas y mutiladas. Nicolasa insiste a su marido que es el momento de tomar las riendas y aprovechar el caso para ascender en la policía, termina convenciéndole, pero a cambio de que ella le ayude a él con el perfil del asesino... un asesino que estoy convencido sorprenderá a más de uno de los lectores de esta novela.

E Inês, una paciente que aparece por esas fechas en la consulta de Nicolasa, que abre su vida a la psicóloga, pero siempre dejando cerrada o semicerrada una pequeña puerta, en la que la terapeuta no consigue entrar. Inês le contará que mantiene una relación con un hombre cuyos rasgos físicos y personales son demasiado parecidos a los de Nuno, su marido.

Si algo faltaba a este cóctel explosivo, su padre, Nicolás Araujo, acudirá a Lisboa para dar una conferencia, y quiere verla, después de tantos años, después de los intentos femeninos por no volverle a ver jamás ni saber nada de él... tal vez por eso, Nicolasa, siempre sentía sobre su nuca unos ojos que la espiaban, se sentía observada, vigilada...

No quiero olvidar el detalle, que esta novela es rica en ellos, de las llaves perdidas. Esas llaves que nunca aparecen, esas llaves...

Una novela que encantará a los amantes de lo gótico, de la relaciones turbulentas, de los odios ancestrales, de los psicópatas, cuyo perfil nos describe Nicolasa con precisión científica.

Le pondré una pega a los autores, y es que, aunque quieran culpar a la religión “católica” de muchos males, cometen un pequeño error: no existe la religión “católica”, aunque ellos así lo quieran. Existe la religión cristiana, y, por desgracia, no sólo en ella- y en sus orígenes, algo que no se puedes extrapolar al momento actual de la Historia del cristianismo- “ser mujer va asociado directamente a ser pecadora”, sino en otras nacidas en parecida zona geográfica. Y, en una de ellas, aún hoy ser mujer va asociado directamente a ser pecadora.

No hay comentarios: